Seleccionar página
Palau de la Música, ValÈncia

3 dies / 58 ponents
Anem a escoltar-nos

Jornada día 23
12:30 Sala Martín y Soler:
Valor patrimonial de las Sociedades Musicales.

Conoce a

Bernardo Adam Ferrero

Compositor y director de orquesta. Presidente de la M. I. Academia de la Música Valenciana.

Bernardo Adam Ferrero, compositor y director de orquesta valenciano. Sus estudios musicales y de postgraduado han sido realizados en Valencia, Madrid, Siena, Roma y París.

Como compositor sus obras -premiadas en diversos concursos internacionales- son programadas en numerosos paises europeos, americanos y asiáticos, principalmente al igual que como director, al frente de numerosas agrupaciones.

Imparte cursos y masters en diversas partes del mundo: Universidad Berklee (Boston), Conservatorio Nacional Giuseppe Verdi, (Milán) Conservatorio Manuel de Falla (Buenos Aires), Manila, Lisboa, París, Madrid, México, etc. Es doctor Honoris Causa por la Universidad de Sidney, Académido de la Real de Bellas Artes de San Fernando de Madrid, etc.

Repertorio y plantillas internacionales de la música de viento.

Unas de las características principales que enmarca la música de viento es la correspondiente a su repertorio programático, tan rico en esencias en su música de creación, como de amplitud de visión y tratamiento de los diversos lenguajes musicales. A ello, contribuye, obviamente, las particularidades estilísticas y estéticas de cada país, la situación geográfica, la música tradicional, los ambientes sociológicos, culturales y académicos y, en definitiva, las políticas de apoyo al arte musical, no siempre protegido ni entendido debidamente. Todo ello  ha conformado, a través del tiempo, una importante  catalogación de obras sinfónicas, camerísticas, descriptivas, populares, etc. y que son programadas en función de la calidad de las mismas, posibilidades instrumentales de las diversas agrupaciones, conocimiento de los medios editoriales y un sinfín de características que convergen alrededor de todo ello.

Naturalmente, las posibilidades del repertorio están, igualmente, en función de las plantillas de viento tan dispares en muchas ocasiones y que privan, en muchos casos de poder programar adecuadamente obras musicales que son de evidente interés pero sin posibilidad de adecuar las plantillas al repertorio, máxime teniendo en cuenta que muchas agrupaciones son de carácter amateur lo que limita sus fines artísticos.

Aunar criterios y establecer normas de desarrollo en foros internacionales es materia a no renunciar. Bernardo Adam, participa en diversos países donde hay una preocupación por todo ello y no termina de entender el que en una zona geográfica como la Comunidad Valenciana tan importante en la música de viento no se valore, accione y apoye, en la justa medida, sobre el particular.  Por ello, animo a que esta convocatoria sirva de estímulo y de interés tanto para el colectivo musical como para los gestores musicales institucionales. El arte, nuestra cultura artística y de tradición conforma un bello ejemplo de sensibilidad para todos.