Seleccionar página
Palau de la Música, ValÈncia

3 dies / 58 ponents
Anem a escoltar-nos

Jornada día 23
17:00 Sala Rodrigo:
La educación, herramienta del futuro.

Conoce a

Berta Esparza

Coordinadora de imagen, comunicación y marketing. Proyecto socioeducativo del Palau de la Música.

Licenciada en Ciencias de la Información. Formación en interpretación y otras disciplinas escénicas en la Fundación Shakespeare-Teatrejove; compañía El Desván; Escuela del Actor y en la compañía Arden. Técnico de Comunicación en el Palau de la Música desde 1994, ha trabajado en el área de prensa y documentación y en la oficina de la Orquesta de Valencia. Ha sido asistente durante siete años del maestro Yaron Traub, Director Titular y Artístico de la Orquesta de Valencia, desarrollando en esta etapa programación artística, producción y coordinación del programa pedagógico de la OV, y acciones socio-culturales para colectivos en riesgo de exclusión. Desde abril de 2017 coordina el área de Comunicación y Marketing, así como el proyecto Socioeducativo.

Entre 1996 y 2003 trabajó en los gabinetes de las consellerías de Educación y Cultura, Bienestar Social y Medio Ambiente, así como en el gabinete de Presidencia de les Corts Valencianes, en el ámbito de comunicación, publicaciones y gestión de eventos culturales. En excedencia entre 2008 y 2011, creó diversos proyectos educativos de artes escénicas y música para niños y jóvenes. En 1990 abrió el área de inserción para niños y jóvenes del Barrio de Velluters, actualmente “Amaltea”. Organiza regularmente conciertos solidarios de carácter educativo y es socia colaboradora habitual de la Asociación Viktor E. Frankl.

El proyecto educativo y social del Palau de la Música.

El proyecto educativo del Palau de la Música data prácticamente de sus inicios como auditorio, en abril de 1987. Comenzó con las series  escolares matinales “Creciendo con la música” en la sala Rodrigo y en estos treinta años se ha ido ampliando y diversificando en contenidos, salas, fechas y destinatarios, para llegar a todos los públicos. En la actualidad, el Palau está dando un paso más, , y además de la función didáctica de la música clásica, quiere incluir una mirada social e integradora en su proyecto educativo, apostando por la transmisión de valores y la creación de comunidad.